miércoles, 11 de abril de 2012

PSOE e IU-LV convocan un Pleno Extraordinario por los sucesos durante la presentación del libro de Guillermo Toledo

Los Grupos Municipales Socialista e Izquierda Unida – Los Verdes han convocado un Pleno Extraordinario, que se celebrará el próximo viernes 13 de Abril a las 8,30 en el Centro Cultural, ante los hechos que ocurrieron en la presentación de un libro de Guillermo Toledo.
Como recordaréis, el pasado 1 de Diciembre la presentación del libro “Motivos para la rebeldía” tuvo un intento de boicot por parte de un grupo neonazi de Alpedrete que intentó impedir la presentación del libro y insultó y amenazó de muerte a los asistentes del mismo.
El 18 de diciembre se produjo una manifestación convocada por asociaciones, movimientos sociales, sindicatos y grupos políticos que manifestó la repulsa de los vecinos de Alpedrete hacía la existencia de estos grupos violentos. Ese mismo día, la plaza de Francisco Rabal amaneció salvajemente marcada por la violencia de estos grupos. Pintadas, esvásticas, pegatinas amenazantes llenaron el mobiliario urbano de Alpedrete en una nueva demostración de su carácter antidemocrático e intolerante, inherente al fascismo que profesan.  Ese mismo día se produjeron agresiones a asistentes a la manifestación e incluso algunos trataron de provocar a la pacífica y multitudinaria manifestación, sin éxito ninguno.
Los grupos municipales que convocan el Pleno Extraordinario solicitan una condena de la violencia neonazi en Alpedrete, especialmente tras las Recientes agresiones de 1 y 8 de diciembre de 2011, la convocatoria de la Junta de Seguridad Local, abierta a todos los grupos, asociaciones y vecinos, así como la promoción y celebración de un acto cultural contra la violencia, la intolerancia y a favor de la convivencia democrática.
Por último los Grupos Municipales Socialista e Izquierda Unida – Los Verdes quieren denunciar que la Alcaldesa ha fijado a las 8,30 la hora de celebración del Pleno, cuando todos los Plenos de esta legislatura se han convocado a las 10:00 horas, con el objetivo de impedir la asistencia de los medios de comunicación y de los vecinos sensibilizados con el tema.